martes, marzo 15, 2005

Creo que de hombres otra vez (espero que no)

La verdad no sé qué estará esperando. Si hubiera leído mi post anterior, entendería su mutismo y sus ganas de no dejarme avanzar, sin embargo, no lo ha hecho. La verdad me gustaría quitarme de encima, de una vez por todas, cada fantasma (yo) que se empeña en no dejarme vivir...
He descubierto que ahora me da miedo hacer cosas que hasta hace poco no me sorprendían. Era saber que podía romperme el cuello al caer, pero saltar de todas maneras. Ahora tengo la extraña sensación de que mis huesos no van a aguantar una nueva caída de aquellas.
Releo y no entiendo por qué dramatizo tanto, si soy joven, con buen futuro profesional (como no me quede dormida) y "toda una vida por delante"... Sí, seguro, si no me atropellan al salir del trabajo. Es sólo que me llama la atención tener tan en claro el proceso por el que paso ahora, que todos mal llaman "madurez". Me doy cuenta de actitudes nuevas que contradicen a mis juvelines y pasadas temeraridades, y me asusto. Es como si estuviera mirándome a mí misma en un laboratorio, científico y rata albina, todo a la vez.
Mi aparato respiratorio se siente como de madera vieja, enmohecida. ¿Acaso no volveré a disfrutar de los viajes, mi vida? Aún anhelo poder viajar con alguien más, y compartir ciertas locuras, que espero no mueran antes de encontrarlo (y que me encuentre, simple juego de palabras).
Hace mucho que dejé de dibujar, porque asustaba a las niñas suaves y los niños bien. Pensé que sería bueno no colorear más demonios, vampiros, muertos, lesbianas dulces, hombres atractivos y crueles, y a mí misma, devorando todo lo que en la realidad me hacía sufrir. Tantas veces maté en mi mente a tal o cual persona, con banda sonora y escalofriante lujo de detalles. Y nada, ellos siguieron vivos. Mi padre murió antes, y puedo jurar que les gustó, aunque la niña suave que me estoy imaginando ahora se persigne espantada al oírme.
De todos modos, imaginé todas mis venganzas. Por eso dibujaba...

Creo que es mucho pedir que llegue a quererme de verdad un hombre "normal".

1 comentario:

Anónimo dijo...

bueno si les enseñas lobos como almas y ganas de ser mala... ta yuca ;) pero cual es el problema si siempre es mejor ser tu odiar tu amar tu... has leido aquello d las lagartijas?los hombres realmente no sirven!!! beso y como pd: buenazo, el dibujo ta buenazo!