viernes, septiembre 12, 2008

pica-pica

¿Un líder necesita realmente vociferar así?

No sé si se trata de un modo de ser común de la gente latinoamericana, pero noto mucha furia alrededor, muchas ganas de opinar y gritar. A veces me cansa esta costumbre de rasgarnos las ropas para parecer pobres (porque una persona pobre no puede ir limpia y bien remendadita por ahí, nadie se tomaría su pobreza en serio), de llorar y actuar frente a una cámara de televisión, de aullar para asustar.

Estoy cansada de hombres gritones. Estoy hasta el re-culo de hombres violentos.

Sobre todo así, fríamente calculados. Entiendo un golpe en defensa propia, no una planificación, la construcción de una imagen con la ayuda de varios asesores, la clara intensión de amedrentar y motivar el apoyo de los “sin voz”, aquellas personas que nunca tuvieron el chance de hacerse oír y ahora… ¿Ahora? Ahora tampoco lo tienen, pues alguien habla por ellos, pero no les deja hablar. O, en todo caso, les ha condicionado para decir lo más conveniente.

¿Qué? ¿Acaso no hemos visto el fenómeno aquí mismo? ¿Se nos ha olvidado tanto asentamiento humano llamado Alberto Fujimori o Alan García? ¡Por favor!

Y por todos lados, personas sufriendo y muriendo. Personas iguales a toda la humanidad, pero que alguna convención internacional de devoradores de caviar (léase Naciones Unidas) ha considerado oportuno llamar “indígenas”, sólo para resaltar diferencias que les hacen particulares y, contraproducentemente, también los reducen y aíslan. Ganas de dificultar la empatía universal, digo yo. En vez de buscar el respeto y la dignidad entre iguales.

Ni modo, nuestras mentes limitadas nunca renunciarán a la rotulación y conceptualización como principios ordenadores de conocimiento.

Imagino que los gritos de Chávez distraerán temporalmente la atención sobre su asunto con Cristina Fernández (con lo bien que me cae esa mujer) y su relación con las FARC (más y más violencia). A ver si su nueva bravuconada aporta un ápice a la resolución de los tristes conflictos internos que suceden ahora mismo en Santa Cruz (Bolivia). No podemos negar que Evo, a su modo, va siendo bastante más coherente (¿será por esa capacidad cultural andina de escuchar y pensar un poco antes de hablar?).

Por aquí, habas aderezadas. Entre huelgas de médicos y rebrotes "aislados" de tuberculosis, los grandes centros comerciales se multiplican y descentralizan. Cuando llegué, hace un par de meses, miraba sorprendida cómo la gente acudía a estos emporios, ya no sólo por veletería de fin de semana, sino, efectivamente, a comprar y comprar, tarjetitas mediante. El crédito de consumo aumenta, los intereses también, los ciudadanos de clase media y baja, endeudados hasta el cuello. El televisor de plasma en cómodas cuotas y no hay cuándo instalar un water normal, con tapa, asiento para "señoras" y debida conexión al servicio público de agua y desagüe, en vez de la letrina que buenamente construyó el abuelo, hace cincuenta años.

Reviso mi bolsillo para pagar al amable (¡oh, milagro!) cobrador de combi, y saco un reluciente nuevo sol… ¡Del año 2008! ¡Por Dios!

Es entonces cuando empiezo a entender de dónde sale tanto dinero y para evitar entrar en shock, decido bajar unas calles antes de mi oficina, colocarme los audífonos y andar un poco. Me suena mucho aquella propaganda de Vargas Llosa, cuando postuló a la presidencia de la república en 1990, donde prometía, a propósito de la política económica del primer gobierno de Alan García: “Pondremos fin a los excesos de la maquinita” (de hacer billetes).

Ay, mi paisito lindo, ¿qué hiciste tú para merecer estos guías que te han tocado desde que empezaste a existir? ¡Ay, mi continente! Ay, ay, ay…

La buena noticia del día (y que aumente la inflación): R.E.M. tocará en Lima el 14 de noviembre. Oportunidad única. Imperdibles. Geniales. Totalmente recomendables…

Estas son las cosas que nos recuerdan cuán básicos terminamos siendo los seres humanos, pese a nuestras complicaciones, sí, señor.

3 comentarios:

Ernesto dijo...

Chevere post y muy claro.

Panorama confuso de por si, algunos creyendo que la situacion politica y economica se arregla solo con gestos efectistas .... si fuera tan facil, pero que entiendan es mision imposible.

Buena definicion, gritar, dar el puñetazo en la mesa, para ser la voz de los sin voz, pero que estos no lleguen a hablar... solo aceptar la dadiva ... e ir al mitin, claroo!!!

Y... la violencia no es un atributo masculino, mira nomas lo que dice Palin respecto de declarar la guerra a Rusia....

Consumo... lo que yo llamo ilusion de crecimiento, maquinita...? no creo, pero si mucho movimiento atarantador para lograr que no miremos que el crecimiento tiene pies de barro.

LOBO INQUISIDOR dijo...

Anadiria algo mas, pero no quiero deprimirte. Coincido contigo.. al final el credito se va a comer a cientos, miles de familias. Vas a ver como la imposibilidad de pago generara violencia de todo tipo, incluso la familiar, ante esa impotencia en no poder pagar los bills.. mas aun si tienes ninos y no tienes buen trabajo (es decir eres mal pagado!). Escribe algo pre-Chavez en mi post, el fondo es el mismo. Besos... se le extrana, Lucia.

Angela dijo...

Y es lo que los "amos del universo" veneran y llaman, popularmente: CAPITALISMO.
¡Qué viva la libertad de consumo!
¿Lo ven?
...
Ernesto, yo no dudaría tanto lo de la maquinita. Averiguaré un poco más al respecto.
Abrazos y besos a ambos, gracias por sus comentarios!!!