miércoles, abril 18, 2007

Atardecer

.
He descubierto que los mejores recuerdos son aquellos que dejan en nuestro corazón una enseñanza útil, sostenidos sobre un vacío total de contenidos. Es decir, cuando no recordamos lo ocurrido, sino, simplemente, tenemos el aprendizaje, como parte de nuestra vida. Rememorar los pasajes del pasado es insano, disfrutar la nostalgia, inhumano.

Bendigo la capacidad de las madres del mundo animal, que consiguen olvidar a sus hijos luego de un año de haberlos expulsado de su lado. Olvidar es necesario para seguir viviendo. Pero nosotros, seres “inteligentes” y orgullosos de nuestra inteligencia, estamos condenados a cargar con frases buenas y malas, con dulzuras y dolores, y a veces, hasta a vivir de todo ello, como si fuera realmente necesario.

Hoy es uno de esos días en que quisiera sufrir de amnesia o morir, y así no saber más de ingratitudes. Me gustaría olvidar, con facilidad, todas las veces que he dicho “te quiero”, o darles una interpretación diferente. Poder buscar a mi enamorado de hace dos años y explicarle que al decir que lo amaba, realmente estaba diciendo que amaba estar con él, pero que eso no significaba que lo quería del mismo modo que él a mí o alguna estupidez similar.

Yo también empezaré a practicar esto de la memoria selectiva, incluso con las cosas buenas, pues muchas de ellas estuvieron basadas en mentiras, en verdades a medias y en palabras pronunciadas sin plena conciencia. A la mierda con todo, comenzando por mí…

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Dostoiewski dijo una vez q sufrir y llorar significa vivir..lo dijo el ..un grande en eso y tambien un gran escritor ..pero tambien es cierto q te hace crecer ..y tu lo estas haciendo muy bien .saldras bien librada de esta ,como siempre¡¡¡....ya habemos muchos Dostoiewskis ,, no te nos unas porfavor...solo quedate en el su lado de buena escritora
x cierto muy buen blog.... vampira¡¡

Anónimo dijo...

http://www.fotolog.com/alcaerelsol