miércoles, diciembre 30, 2009

Little Junio goes to Prague (1)


Absinthe testing!

Hey, I said just test...

Oh, forget it!
You're a "poet", guy...

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Junio... despues d todo, llegaste a Praga! Juno... despues de todo! u get drunk!... no te preocupes, solo estas un poco en Praga y un poco Ebrio! ur friend!
kisses from Peru.

Dora dijo...

Ajaja, el trago de los poetas... y en dónde lo has probado? Dejame adivinar: fue en el barrio de Kafka en un bar latino?

Angela dijo...

Carlita (ya sé que eres tú), nos imagino a ambas dando tumbos por estos lugares, previo proceso de sofisticación artística, y pienso que no podría desear nada mejor.

Gracias por los besos intercontinentales!!!

Dora, siempre es un placer tenerte por aquí. Y ya hubiera querido "kafkear" un poco más por tu ciudad, tan llena de historia y referencias universales, pero fui con una pareja de amigos germanos (bueno, germano él, ella eslavo-germana) y anduve un poco bajo su guía. No me pude perder por ahí como hubiera querido, pero ya habrá ocasión...

Probé el traguito infernal ese en una cafetería grande, frente al río, donde tienen un óleo del hada o fantasma de la absenta, una mujer verde y transparente sentada sobre la mesa, ante un buen gentleman ya bastante perjudicado, el pobre.

Ya pondré las fotos que prueban la "cata" y mis reacciones posteriores. Puf, y yo que me creía toda una alcohólica profesional!!!!

Un abrazo!

Angela

Dora dijo...

La verdad es que me da mucha pena de no haber podido pasear contígo por Praga, aunque en invierno es más pasear por los bares y cafés, eso sí... Claro, fue el famoso café Slavia, visitado mayormente por los intecetuales(antes) y los turistas(ahora)y cuyo dueño era (no sé si sigue siendo) el ex-presidente Havel. Ahora que me acuerdo, el absinth lo probé por primera (y la última) vez el día que viajé por primera vez a Perú, eso fue hace diez años. Será por eso que fue un vuelazo del que no aterrizo hasta hoy día...? Besos y buen viaje!

Angela dijo...

¡Haberlo dicho antes, mujer! Sí, es que queda clarísimo, lo de la absenta y tu continuo vuelo desde entonces!!!

En todo caso, y más de un esnobista me odiaría por eso, me pareció un trago de sabor desagradable, no sé... ¡Por eso dejé que Junio se lo terminara! jejejejejeje...

Ernesto dijo...

Como te dije hace poco, hay dos tragos alrededor de los cuales hay una aureola casi de misticismo o exotismo en las sobremesas españolas:
La absenta y el licor de lagarto. Y ... aun siendo tan poco usuales, no tengo el plan de irlos a buscar.

Asi chiquito como es.. Junio se ve que tiene aguante, debimos haberle dado un poco de champagne ¿no?