martes, agosto 28, 2007

Grato


Aprendí: a veces es difícil mantener la cordura por uno mismo, pero resulta bastante más sencillo si lo haces por alguien más. Y por alguien más no fumo tanto como a veces, sobre todo en días nerviosos o rupturas repetitivas, o no más aspirar aquello que ayuda a no sentir dolor, o usar preservativo, por si acaso, o cumplir con las vacunas, o estudiar, o tomar un trabajo, o procurar un mejor sueldo, o demostrar sensatez, pese a los gusanos en ano y pies.
.
A veces simplemente existes por otros y eso está bien, quita egoísmo a tus idas y venidas, a tus intenciones, a tus acciones, te hace mejor, aunque debas reprimir humanidades oscuras que a veces te afloran por la nariz.
.
No quiero ser dulce. No estoy triste y no parezco triste. Mis dedos van solos, despreocupados, sin gustarte o sí, sólo tengo ganas de escribir. Pensaba en mi familia bonita, mis tres personas más importantes del mundo, en todo lo que valen, aunque incomprendidos, pues no hay perfección en estas tierras y eso es maravilloso. Y pensaba también en mis amigas y amigos. Y en mí.

8 comentarios:

Enzo dijo...

Hola:

Qué bueno saberte más sincera -mejor dicho, "más íntima"- al reconocerte falible e imperfectamente perfecta...

Saludos y, ánimo!!

Angela dijo...

Muchas gracias :)

Juliana dijo...

¿Cómo se vive por otro?, Yo sí estoy triste.
Saludos Ángela

Angela dijo...

Se trata de saber (y saber de verdad) que algunas personas, pocas tal vez, pero personas cercanas y queridas, morirían de pena si te mueres y no pueden sosterse aún por sí solos, sino que necesitan de tu fortaleza. No se trata de relaciones enfermizas, que a veces hay por ahí, sino de amor de verdad, tan grande, que olvidas un poco lo que eres, pero continúas creciendo, aunque por algunos tramos del camino seas para los demás.
Concretamente, me refiero a mi mamá y mis hermanos. Mi mamá es una mujer fuerte, viuda, trabajadora. Mis hermanos, adolescentes. Y claro, la cantidad de amigos valiosísimos que tengo.
Un abrazo, Juliana. gracias por tu comment.

Ernesto dijo...

La vuelta a casa.... el estar con los tuyos... siempre me hace reflexionar y valorarlo todo.

Malu dijo...

Que todo salga muy bien, mi niña... ¡Fuerza, paciencia y buen humor!

peregrino dijo...

Creo que hay que vivir por uno mismo, pero el amor hacia los demás nos permite dejar de lado un poco el egoísmo que todos llevamos dentro, hay que aprender a ser desprendidos.

Nos leemos.

Nexcor dijo...

Hola quería informarte de que en esta página te plagian.

Un saludo

--
Nexcor