jueves, febrero 24, 2005

Tonteando

Creo que debo dejar de justificar lo que hago o lo que siento delante de todo el mundo... es decir, ¿qué carajos me importa si alguien bromea respecto a mi supuesta "fijación" con lo gringos? Bueno pues, ninguno de mis "ex's" es gringo, vaya. Gente tonta y más tonta yo, que hago caso, como si no supiera mejor que nadie qué es lo que siento y a quién quiero.
Por último, no tengo idea de en qué momento empezó a importarme la opinión de los demás para cosas que dependen sólo de esta niña adorable que soy yo, ese niño adorable que es él (el de turno, claro está, que al fijo todavía no lo encuentro), y, ya por necesidad de experiencia, de lo que me pueda aconsejar mi mamá, sólo porque tiene más buena fe que ninguno, para conmigo.
Nota: la opinión de mi madre no siempre es la mejor en estos casos, si tenemos en cuenta que para ella es inconcebible la idea de enamorarse y desenamorarse conforme le rompan a una el corazón... se casó con su primer y único novio.
Hum... he leído el blog de una amiga y acabo de notar lo mucho que sufre por algún ex novio reciente... Jodidos hombres que nos malogran la calma y jodidas mujeres que les damos tribuna en nuestra mente y les permitimos hacernos sufrir.
La verdad es que yo también ando medio baja con estos temas últimamente, pero no me he dejado deprimir como la vez anterior (aunque no sería malo llegar al nivel bulímico, que me hizo bajar 5 kilos de tirón... ¡Ni hablar!). Estuve a punto, pero súper a punto de caer en aquél estado de "duermo todo el día y no me entero de nada, y así que pase la vida"... casi, pero no, gracias a Dios, gracias, gracias, gracias...
Ya no sé, Joelito me contó algo que me hizo poner celosa por "..." y hasta me sentí contenta de tener celos por alguien que no sea mi ex... y vine a la computadora, y empecé a poner orden en mi archivo fotográfico, y encontré una fotillo donde estaba Adrián (si escupo el nombre, se rompe el hechizo), lindo, muy lindo, con su carita de ángel y su sonrisa inocente. Coincidió con "When you're gonne" en el MP3 (¡are, ajo...!) y venga a llorar, Angelita, que eres una mujer como todas y tienes derecho, aunque ya no valga la pena.
Lo bueno es que me sentí mal por "...", pero sé que él lo entendería (por si acaso, crucemos los dedos para que no lea esto)... En fin, tampoco es mi chico, así que ni él ni yo nos debemos cuentas. Y... ahora mismo voy a salir con un amigo y se me hizo tarde. Ya contaré qué tal.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Reinita, te pasaste. Nunca he visto tanta producción literaria junta tan sólo de una vida... te juro y rejuro que guardaré tus blogg en el mejor lugar de mi baúl de los recuerdos.
Te quiero mucho
Denis