miércoles, abril 29, 2009

Asociación de ideas...

Nuevamente estaba yo alargando las horas de trabajo -esta vez porque me lo merezco, por tardona y huevona- y pensaba, resoplando y bufando, que estos europedos deben tener algo congénito que les hace creer firmemente en la belleza y trascendencia humanitaria antisistema etcétera de los nombres que ponen a sus ONGD.

Lo conectaría luego con muchas realidades palpables de contradictoria naturaleza, y la cooperación, y lo difícil que es tener un pie aquí y el otro allá, el ya no creer en nada de lo que te dicen porque así como el Kung Fu es para los chinos, las teorías elevadas sobre el desarrollo deben haber sido creadas para quienes pueden darse el lujo de estudiar memeces, mientras los subdesarrollados (y subdesarrolladas) nos quemamos las pestañas aprendiendo oficios con beneficio, pues de algo hay que vivir, bla bla bla...

Pero fue justamente en uno de esos amagos de naufragio en bilis propia que leí -oportunamente- sobre la existencia de una Asociación de Jovencitos Cristianos en La Rioja. Y sucedió el despelote. Es decir, llámenme superficial y cínica, pero ante la mención del nombrecito de marras y la correspondiente asociación con las siglas en inglés, no puedo evitar pensar en ESTO:

Y fue todo, me voy a casa, a veces es bueno dormir (sobre todo si se está resfriado).

3 comentarios:

Ernesto dijo...

Seguimos con el uso creativo (aka "inclusivo") del lenguaje? ;)

De veras le han puesto eso de "jovencitos"?? suena como "mirame, soy pijo(pituco)".... aaayyy

Para pensar... definitivamente.

Angela dijo...

No, no le han puesto jovencitos, eso es joda mía. En todo caso, la traducción correcta sería "jóvenes hombres" (young man/men!), pero ya están incluyendo chicas.

En casos como éste sí que me parece justo cambiar al genérico: "young people", como hicieron hace cincuenta años con la Declaración Universal de los Derechos HUMANOS (gracias a la mujer de algún presidentes de USA, aunque en francés sigue siendo "de los derechos de los hombres")...

En fin, a veces hay que pertenecer al grupo excluido para entender ciertas luchas...

Lo que no negaré es que aquí se tiende mucho a la exageración, la gente se anda arrancando las vestiduras por huevadas. Perdóname por juzgar, pero el hecho de pensar que en Sullana hay personas buenas que trabajan diariamente para pagar deudas eternas de mil quinietos soles (casi 400 euros) me parcializa.

Como diría mi compi neurótica: Así quién no va a tener ganas de alzar un arma y ponerse a guerrear, joder!!!

Y es verdad.

Cuestión de perspectivas. Yo cada vez tengo más ordenadas mis luchas internas. Ya casi sólo falta encontrar al antropólogo "todoterreno" que las comparta conmigo.

Hum... La YMCA siempre fue para pitucos, cariño... Es como los "Boy Scouts" en Perú.

¡Quiero mi cerritoooooooooo!

Ernesto dijo...

Recordemos las reglas del lenguaje y lo que dice la RAE http://www.libertaddigital.com/sociedad/la-rae-advierte-que-no-piensa-convertirse-en-feminista-militante-1276358130/ ... en fin!!

Bueno, en Lima la YMCA (otro tanto los los Boy Scouts, pero menos) no es tan de pitucos sino de clasemedieros de toda la vida, empezando por donde tienen su local principal, los pitucos tienen otra clase de clubes y lugares.

Lo que si es cierto es que efectivamente en España se hacen lio por huevadas, piden subvenciones, ayudas y n cosas.... pero claro, siempre recuerdo algo que lei en una revista de informatica: "a falta de problemas grandes los pequeños se expanden para ocupar su lugar".