martes, noviembre 11, 2008

ganglio inflamado un martes por la mañana

Mayo podría ser portador del VIH. ¿En qué más se puede pensar, mientras se espera el minuto libre de la trabajadora social de un ambulatorio, a ver si te pueden dar cita con el médico, o no? Para estas cosas hay que estar preparada siempre, Lucía. Un libro, por lo menos, y evitamos comernos el coco.
.
Aún no sale el resultado de los segundos análisis. Los primeros fueron positivos, pero vaya usted a saber qué cosas se habría metido el buen Mayo dentro y a lo mejor desequilibró su química interna. En algún momento vino la imagen de aquél otro muchacho piurano, tan inmensamente amado en algún periodo de nuestra historia. Su hermosura afeándose en uno de sus abruptos ataques de superioridad, llamando "lacra" a los amigos más queridos por ser diferentes, mundanos, libres a su modo.

Recordaste, apretaste los puños y te prometiste entre dientes, Lucía, que si el segundo análisis de Mayo sale positivo, no te morirás sin buscar a ese ex – todo, a quien no has vuelto a ver desde que te rompió el corazón, y le romperás la boca, por eso, por "superior". Porque te lo imaginas en su caja de cristal pequeñoburgués-católico, despotricando de la gente "rara" (tal vez como tú) y repitiendo con altanería que siempre tuvo razón.
.
¿Y eso, ayudaría a Mayo?
.
No, no ayudaría. Es más, sabes bien que el ex aquél es buen tipo, a fin de cuentas. Buen cristiano, por decirlo claro. Hablará, juzgará, así es su especie. Pero si tiene oportunidad, hará algo, qué sé yo, donará sangre (y es cuando recuerdas su broma aquella de: "Yo no donaría mi sangre para que se la pongan a cualquier cholo" y decides dejar de recordar, porque acabarás vomitando en el ambulatorio y no estamos para armar escándalos, mi pequeño saltamontes inmigrante)…
.
Piensas si tienes derecho a pensar y escribir sobre esto. No lo sé, niña. Ya es pasado, ¿no? Esta mañana, luego de dejar hablando a aquella mujer en el ambulatorio, cuando te diste cuenta de que la asistenta social no te iba a atender porque había unas cuantas más con cita, antes que tú, te preguntabas si acaso no hubiera podido ser él un mejor primer novio, no poner tanta metralla en el explosivo, siquiera para evitar las esquirlas.
.
¿Una secuela? Mira la fecha de emisión de tu pasaporte y tu carita cadavérica de la foto, por más mueca de sonrisa... ¡PORLAREPUT…!
.
Sí, pues, hay que saber ser el primero, digo yo. Es verdad que al final en tu cabeza mandas tú, y tú otorgas derechos a otros para hacerte daño. Chévere, punto para los especialistas en autoayuda. Pero a veces, los soldados españoles matan a los indios. No son los indios quienes imaginan que los españoles están matándolos. Mal ejemplo. Da igual. Que hay que portarse bien, evitar hacer daño, es lo que quiero decir. Y para eso es necesario cierto nivel de madurez, cualquiera no puede. En fin. Que vivan los niños y los locos.
.
Mayo está loco. No. Mayo es un niño. Tampoco. A veces ha estado loco, otras ha sido niño, pero también le ha tocado ser plenamente consciente de. Es humano. Un buen humano, autodestructivo él, y bien solidario, digno representante de nuestra ya disgregada comuna. Disgregada por culpa mía, supuestamente yo les pariría sobrina y nos dedicaríamos a cuidar de ella, en nuestros ratos libres de la vida real. Heme aquí, al otro lado del mundo, alimentando patos en una laguna artificial y comiéndome la bilis, que por qué carajo tiene que ser tan complicado hacerse ver de un médico aquí. Como en Bilbao o peor, joder. Nos automedicaremos, pues, Lucía, que en selección de drogas legales soy más o menos buena. ¡Jodida manía de enfermar cuando andamos lejos!
..
El otro día un chileno (ecólogo cincuentón y sexy) me dio la solución al mal trato que sufrían los peruanos en su país: "Que se regresen a Perú, pues nadie les obliga a estar ahí". Sí, québuenagraciapó… Discutir sobre Derechos Humanos y cosas de esas, ¿Pa’ qué? Luego, ¿Qué nadie les obliga? Vamoavé, es verdá que no existe una persona llamada Augusto Fujichet (o así) que vaya a buscarte a tu casa, te ponga una pistola en la cabeza, te obligue a endeudarte con un billete de avión y demás trámites (legales o ilegales), te acompañe hasta aterrizar en Santiago y te meta en una barriada de esas que ocupan nuestros compatriotas en el país vecino del sur, pero… Pero, pero, pero… Que no sé, sin más. ¡Qué viva la globalización!
.
Y que viva también mi amigo Mayo. Que vivan los errores en las pruebas de VIH y en pocos días tengamos buenas noticias de ultramar.
.
No sé por qué me acerqué tanto a la laguna artificial ésta, ahora me he empeñado en calcular el fondo. No me suicidaría aquí ni a palos, me moriría de frío. Y, para colmo, algo sé nadar. El agua turbia. ¿Tan fría como en el Titicaca, al lado de Amantaní, ahí donde, toda ecológica tú, te fuiste a lavar la ropa ya apestosa que llevabas a esas alturas de la excursión con el Sr. Fernández Barrena, hace casi dos años? Mira, los pececitos, esos que les dieron fritos para cenar, y el reflejo del sol, y esa agua cristalina, y me dolían las rodillas y los dedos de los pies, porque mis zapatos eran muy malos y piso mal, como pato, sí, pato, por eso me gustan los patos, porque de niña caminaba como pato, pero igual me metí al lago y descubrí que ya adentro no debemos dejar de patalear y movernos, o nos haremos cubitos de hielo y nos hundiremos hasta el fondo, el fondo, el fondo, el…
.

---

Actualización a día 14 de noviembre:

¡El examen de Mayo salió NEGATIVO! ¡Él y su novia están BIEN! ¡VIVAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!

2 comentarios:

Koldo dijo...

Ánimo Ángela, yo confío en que todo va a salir bien, y Mayo va a tirar adelante, con salud de hierro. No pienso perder mi fe ahora, no Señor.
Si puedo ayudarte en algo con lo del ganglio inflamado, no dudes en pedírmelo. Ahí estaré, con mi fe, y mis ganas, una vez más, y las que hagan falta.

Koldo dijo...

Para que luego digan que la fe no sirve de nada...

Me alegro muchísimo!!!
Esto sí que es una buena noticia!!!

Ahora bien, a tener más cuidado.
Un abrazo y besos!!

A seguir con mis oraciones...