martes, noviembre 25, 2008

El necio

Hoy ha muerto el padre de mi mejor amiga. Nuevamente estoy lejos de las personas que me quieren de verdad, cuando más me necesitan. Ella nunca me dejó sola.

Él, a fin de cuentas, fue quien me invitó a entrar en este entramado mundo del desarrollo con justicia social. Mi niña ha perdido a su padre y, lo sé, es algo que arde en el pecho y tarda mucho en sanar. Me gustaría estar contigo y darte un abrazo. No habría en el mundo, en este preciso instante, un mejor un lugar.

Nuevamente estoy lejos de las personas que me quieren de verdad, cuando más me necesitan. Y cuán cerca de lo insustancial.

He perdido un maestro. Que en paz descanses, Fer. Siento no estar junto a tu hija ahora, lo siento muchísimo. Yo también te quiero.

No hay comentarios.: