sábado, junio 30, 2007

Ojos de Cielo

Tal vez mis actitudes delatan que estoy enamorada de ti, pero no importa. A fin de cuentas, es verdad. Pero no como podrías pensar tú o creerlo todo el mundo. Yo misma no me explico en qué momento caí en este idilio, pero está bien, me gusta, llena muchos espacios solitarios, aunque la soledad me sienta bien y estoy satisfecha con mi vida, salvo esos resbalones estrepitosos de los que ya te he hablado.

Llevo varios meses guardando esto en mi corazón y he debido aprender a colocarlo en un lugar seguro, donde no nos afecte de ningún modo, donde no haga daño, por si acaso.

Es extraño el modo en que te quiero. Confío en ti como en ninguna otra persona, eso me da mucha paz. En algún momento, un poco por soberbia y tras la búsqueda de mi salud mental, quise alejarme de ti y del apoyo que me significas. ¿Por qué no ser capaz de sostenerme sobre mis dos piernas, sin ningún bastón? ¿Por qué necesitar de ti?

Ahora lo sé: no te necesito, pero te quiero. Lo que sí necesito es que me escuches, porque mi corazón opina que sabrás darme las palabras adecuadas. Lo que sí me hace falta es un abrazo tuyo, donde sé que podré volar sin miedo a caer, y ser quien soy, no importa cuán fuerte o cuán débil, no tengo que fingir contigo.

Gracias por ser un amigo entrañable, corazón. Gracias por ser mi hermano y permitirme amarte en momentos precisos. Gracias por no juzgar mis desvaríos. Esta canción me recuerda a ti, desde que te conocí.

Todo mi cariño…

1 comentario:

Malu dijo...

Si te refieres a quien estoy pensando, mi niña, no se la merece...
Esta canción es demasiado linda y todos los sentimientos que manifiestas a través de ella, deben ser recogidos con cariño por alguien que te valore y te compense del mismo modo, con sinceridad y afecto desinteresado. Alguien que, sencillamente, no te dé dolores de cabeza, pudiendo evitarlo... Y que no te mienta para salir bien parado de un asunto confuso que él mismo generó.
¿Sabes? Deberías dedicarla a tu familia, a tus amigos, al gato de Mónica o qué sé yo. De todos modos, la tomaré así y me sentiré aludida por todo ese amor.
¡Un abrazo muy fuerte, desde el mundo de Otro Lado del Espejo!