martes, noviembre 28, 2006

Mejor así, impersonal.

Ojalá puedas volver en febrero, precioso mío, y verme distinta a como me viste la última vez, asustada, con ganas de besarte, aún sabiendo que no era lo apropiado. Ahora no te besaría, pero añoro dormir a tu lado, oler tu respiración suave y mirar tu rostro dulce, radiante de calor y cariño.

Tienes contigo un pedacito de mi corazón, compuesto de gratitud, sonrisas y deseo. ¿Amor? Ya no sé lo que es eso, pero me basta sentirme bonita al recordarte, y saber mis ojos agolpados de lágrimas que no dejaré salir.

Gracias al Cielo no soy tuya ahora, o esta distancia repentina sería más dolorosa aún…

Amigo mío, valiente, todo está bien. Ve, con esa canción que nos dimos y los pocos recuerdos que vivimos, aferrándonos con todo el corazón a cortos presentes. Es bueno haberte conocido.

Te quiero mucho. Bye.
.

7 comentarios:

Malu dijo...

Demasiados hombres en tu vida, cariño :)

Angela dijo...

¡Mira quién habla! :p

Malu dijo...

¡No te piques, guapa! Sé que esto te ha puesto triste, pero tampoco tanto... Además, mi comentario no va para lanzarte nada en cara.

No me gusta verte sufrir y a mí se me ocurre que deberías sacarte algún peso de encima, sin remordimiento. Ya un solo hombre tiene la particularidad de sacar de quicio, tú, pobre, que tienes varios bichos pendientes de qué preocuparte, nomás porque eres buena gente... ¡Anda ve cuánto les ha costado a ellos decidir dejar de quererte, de un momento a otro! ¿Verdad que casi les ha salido gratis?

Me molesta, porque no te mereces ese trato, ¿ves?

En fin, amiguita, no nos enredemos más. Yo te apoyo, aquí me tienes, para lo que se te ofrezca.

¡Un fuerte abrazo!

Enzo dijo...

¡Hola!

También, me adhiero a las buenas intenciones (¿deseos?) de Malu...

Ah, Gloria, te cuento que asistí a uno de sus conciertos, el "Másturbante que nunca", fue del ajo, estube cerca de ella y la blancura de sus piernecitas me motivaron a escaldar un calendario que sacó... Bueno, aquellos tiempos...

Loor y Gloria para la chascosa picante!!

El Violinista, semejante obra maestra, interesante momentos de volverla a ver...

Saludos...

Anónimo dijo...

Eha! como acierta tu amiga. Angela de sólo leerte un poco me doy cuenta que no eres una chica más, de hecho ninguna lo es.

Uno y miles de votos más a que encontrarás a alguien que realmente merezca esto que has escrito.

Una pena por no haberte conocido un poquito más, si que valia la pena chica!.

Saludos,

Ernesto dijo...

Como siempre solo puedo decirte que trates de ser feliz, tan solo eso y tan dificil.

Adelante!!!!

Angela dijo...

Buaaaaaaaaaaa!!! Pero es que sí se lo merece... Los motivos están en mi corazón, bien guardaditos y con calorcito.

Me entristece que se vaya tan pronto, sin poderle ver. Pero así ocurre a veces.

Enzo, bienvenido a mi humilde (y egocentrista) blog.

Usuario Anónimo: aún me debes una chela, jejejejejeje... Ojalá sea pronto.

Ernesto, cómo me encantaría poder conversar contigo, pero de frente.

Muchos besos, con todo mi cariño.