miércoles, mayo 17, 2006

MeMe

¿Por qué te hago caso, Ernesto?

1. ¿Por qué creaste o ingresaste en tu blog?

Mi mejor amigo tenía uno y me gustó la idea de expresarme en mente y corazón, con libertad. Además, me gusta escribir y el blog me “obliga” a tratar de hacerlo bien. Definitivamente lo puse en marcha la vez que terminé con un chico, en enero de 2005… Suelo tener más cosas por decir cuando mi corazón está roto y sirvió para no quedármelas guardadas. Ahora, luego de que ha pasado el tiempo y de haber conocido a personas muy interesantes aquí, debo decir que le agradezco el “chote” ;)

2. ¿Cuántas bitácoras lees al día aparte de la tuya?

Depende. De lunes a viernes reviso mi blog, a veces lo actualizo. Empiezo por quienes me han dejado comentarios, que serán entre 2 ó 4 personas. Los fines de semanas suelo leer entre 8 y 12 bitácoras, pero me canso rápido.

3. ¿Sabes lo que es un lector de rss? Si es afirmativo, ¿cuál usas?

No sé.

4. ¿Has baneado alguna vez a gente de los comentarios?

Los SPAMs y un par de comentaristas desagradables…

5. ¿Cuál es el beneficio y cuál el perjuicio que te ocasiona este mundo de los blogs?

Beneficio:
  • He conseguido contactos interesantes, no sólo a nivel de bloggers, sino también profesionales que han podido aconsejarme, ayudarme con algunos temas y hasta trabajar conmigo para sacar adelante proyectos.
  • Considero beneficio también a un error que cometí una vez, al quejarme de una persona con nombres y apellidos, en el ámbito laboral. Encontró mi post, se indignó y me invitó a conversar. Creo que es una de mis “conocidas del trabajo” más valiosas. Evidentemente, saqué aquél post.
  • Catarsis… consejos y ayuda desinteresada… Mucho apoyo en las cosas que hago y disfruto, además. De hecho, va siendo una experiencia agradable esto de llevar mis bitácoras.

Perjuicio:

  • Mi ex novio más reciente lo leía e interpretaba según su criterio, que para entonces ya estaba bastante cerrado y con ganas de desaprobar cualquier actividad mía (¿aló? Yo sabía que él lo estaba leyendo, entonces no tenía nada qué ocultar, ¿verdad?). Digamos que lo utilizó como una de las pruebas en mi contra a la hora de decidir que “esta relación no va más, el “nosotros” está completamente destrozado, todo lo construido es inútil y ha sido tan corta que no hay nada por qué luchar”. En fin, hombres.
  • Luego, un par de seres humanos que se sintieron aludidos en algún artículo, me han reclamado mi falta de “discreción”, pero en realidad nunca dije quiénes eran, y tampoco son el centro del universo, como para que cualquiera de mis lectores los identifique. Y entérense: LAS MALAS ACCIONES/INTENCIONES SE PAGAN, JAJAJAJAJAJA!!!
  • Otra cosa mala es que me quita tiempo de trabajo, porque a veces me “prendo” con el blog o me inspiro para escribir algo en la oficina.

Ahora le paso la pelota a:

1 comentario:

Laura Hammer dijo...

Interesante Meme...Por qiue no se la pasan a Arellano?