sábado, junio 13, 2009

Esbozo

Respondí a un comentario en el Blog Mate Pastor. A partir de aquí, he empezado a armar un artículo para una página Web de Bilbao. A pedido de Ernesto, adelantaré una especie de esquema, desarrollado por pedazos. Espero recibir aportes. Por lo pronto, dejo las observaciones del compatriota en Madrid:

Hola, Orzu.
.
No soy mujer de leyes, pero creo que puedo explicarte, en dos o tres entregas, la contradicción entre Decretos, Convenios y Declaraciones varias.

Decreto Legislativo 1089:

Tiene como objetivo hacer que los propietarios de las tierras formalicen la titulación de las mismas. Esta titulación ha de hacerse en 4 años desde la aprobación del decreto en cuestión y debe tener calidad individual. Esto quiere decir, pertenecer a una sola persona, con documentos legales que le acrediten como dueño universal de un grupo de terrenos debidamente demarcados.

Todo este proceso ha de ser asesorado por COFOPRI, organismo que a su vez tendrá a cargo la ejecución de acciones necesarias para actualizar el catastro rural del país.

Ahora bien, la “trampa” podría encontrarse en el Artículo 5, que cito a continuación:
.
Artículo 5.- Regularización de poseedores de tierras eriazas habilitadas
Los poseedores de tierras eriazas de propiedad del Estado que hayan habilitado y destinado íntegramente las mismas a alguna actividad agropecuaria con anterioridad al 31 de diciembre del 2004, cuya posesión sea directa, continua, pacífica y pública, podrán solicitar al COFOPRI la regularización de su situación jurídica, mediante el procedimiento de adjudicación directa, previo pago del valor del terreno.
.
Están excluidos de los alcances del presente artículo los predios que se encuentren comprendidos en procesos de inversión privada y los declarados de interés nacional.
.
Aquí es necesario tener en cuenta que el Gobierno da por sentado que se trata de una “ocupación”, sea por extensión de fronteras agrícolas, uso de la zona para cacería o extracción de madera, de tierras eriazas (campo, sean prados o bosques, sin trabajo de labranza alguno) que SIEMRE HAN SIDO del Estado.

La “solución” que se propone para esta ocupación es que los campesinos “regularicen su situación” pagando a COFOPRI el valor de tales terrenos.

Más adelante, en las “Disposiciones complementarias finales” de este Decreto, se señala a COFOPRI como el único encargado de determinar propiedades, límites y, de no cumplirse los requisitos adecuados para establecer la titularidad, devolverá la propiedad de tierras al Estado, según Ley:

Quinta.- A partir de la vigencia del presente Decreto Legislativo, el COFOPRI o la entidad encargada de la formalización de la propiedad informal asumirá los procedimientos de reversión de predios rústicos adjudicados a título oneroso por el Estado, ocupados por asentamientos humanos, a que se refiere la Ley Nº 28667.

Como podemos observar, el Decreto otorga a COFOPRI la autoridad suficiente para desalojar a quienes actualmente se encuentren viviendo o realicen algún tipo de actividad económica o de supervivencia en territorios “pertenecientes al Estado”.

Hasta aquí, todo parece muy justo, aunque claro, se trata de una aplicación de justicia que, extrapolable a realidades más cercanas a las ciudades, darían poder al Estado de expulsar a todos los habitantes de diversos distritos y Asentamientos Humanos de Lima, pese a haber reivindicado sus derechos de propiedad por tiempo de ocupación, etcétera. [EC1]
.
Decreto Legislativo 1020:

Como punto de partida, este decreto tiene como objetivo eliminar la existencia de los minifundios, pues esta división territorial es la que determina el subdesarrollo de la actividad agrícola en el país[EC2] . Para conseguirlo, promueve la unión de varios minifundistas, sea por venta o formación de cooperativas, de manera que se pueda contar con unidades productivas no menores de 20 hectáreas.

La asistencia durante el proceso estaría a cargo de los Gobiernos Regionales, que además deberán destinar parte de su presupuesto a este fin.

Aquí se da por supuesto que los Gobiernos Regionales cuentan con la voluntad y las capacidades técnicas necesarias para liderar las acciones adecuadas y, además, que todos los campesinos implicados poseen títulos formales de propiedad y son capaces de decidir individualmente sobre el uso de sus tierras.
.
Este vídeo puede ayudar a entender mucho mejor:


.
Análisis:

Si observamos esto desde la habitual postura costeño-citadita, encontraremos que estos decretos son bastante “coherentes”, puesto que buscan regular la propiedad de tierras en la zona rural y mejorar la productividad (por tanto, la calidad de vida) de las familias rurales.

Sin embargo, y aunque nos pese, no todos nuestros compatriotas viven de acuerdo a lo que algunas personas entendemos como “justo”. Hay colectividades enteras que no contemplan ni comprenden la importancia de la propiedad individual dentro de sus modos de vida y es necesario tratar de entender estas realidades sin la soberbia que nos otorga, muchas veces, pertenecer a aquello que entendemos por “civilización”.[EC3]

Afirmo esto sin pretender ser romántica, ni indigenista, ni hacerme la antropóloga pro-derechos humanos caviar y demás calificaciones peyorativas que suelen levantar nuestros líderes capitalistas frente a reclamos como éste. Creo firmemente, además, que esto no es un asunto de “izquierdas contra derechas”, sino una cuestión de simple y llana dignidad.

Defiendo la idea de que para ser un buen estratega y, por tanto, sacar mayor provecho al potencial de nuestro país, hay que conocer profundamente nuestras diversas realidades. La amazonía peruana contiene una larga historia de abusos y crueldad, en pos del desarrollo y el progreso del país.

A mediados del S. XX, por ejemplo, el Gobierno fomentaba la colonización de la selva, a fin de introducir cultivos de Caña de Azúcar, extracción de látex de Shiringa (caucho) y madera. Basta darse una vuelta por la Biblioteca Universitaria de Puerto Maldonado para saber que éste proceso trajo como consecuencia no sólo la sobreexplotación de recursos naturales, sino la esclavitud y exterminio de comunidades nativas enteras. Sí, esclavitud y persecución, por eso mismo la producción de azúcar y aguardiente era tan rentable.

Muchas comunidades nativas en estado de aislamiento voluntario conocen esta parte de su historia. Es decir, no se mantienen “al margen de la civilización” por ser salvajes, ignorantes, etcétera, sino porque han sufrido en sus carnes lo peor de la cultura occidental. El gobierno lo sabe y me resulta estúpido que pretenda convencer a la opinión pública de lo contrario.[EC4]

Dato curioso: en Madre de Dios, cerca de la frontera con Brasil, hay un pueblito, ex hacienda azucarera, llamado “Iberia”. Caucheros españoles en plena industrialización mundial.

En todo caso, tres detalles importantes que no debemos olvidar para comprender los actos del 5 de junio y todos sus precedentes son:

La indiscutible intención del Gobierno de promover la exploración-explotación de yacimientos de gas natural en las áreas habitadas por las comunidades en conflicto. Con los Decretos 1089 y 1020, las autoridades pretenden dejar claro que muchos de los territorios reclamados por sus habitantes (y, curiosamente, declaradas “zonas en protección” por el propio Estado) no les pertenecen formalmente y, por tanto, deben salir de allí como si de un desalojo habitual se tratara.

Debemos tener en cuenta que aquello de “beneficio de todos los peruanos” es una falacia repetitiva en los discursos politiqueros de nuestro Señor Presidente. Para empezar, la mayor parte del gas a extraer se irá al extranjero (y el proceso estará a cargo, claro está, de transnacionales). Luego, ¿cuántos peruanos y peruanas habitamos viviendas debidamente equipadas para abastecernos de este tipo de energía?
[EC5]
.
Otro error: considerar que todas las personas somos iguales y aspiramos al mismo tipo de desarrollo y progreso, olvidando nuestras particularidades y, sobre todo, pasando por alto de los servicios básicos que sí nos pueden ayudar a consolidar nuestra capacidad de escoger y trabajar mejor (hablo de lo de siempre: alimento, salud y educación).

Los precedentes respecto a la inversión extrajera en el país: siempre han generado injusticia, sobre todo entre la población más pobre.

Perú ha ratificado el Convenio 169 de la Organización Mundial del Trabajo y la Declaración Universal de los Pueblos Indígenas. Estos documentos reconocen a todas las poblaciones indígenas del mundo, y establecen para ellos una serie de obligaciones y derechos, de acuerdo a sus condiciones particulares de supervivencia (a los grandes exterminios colonizadores) y orden cultural.

El Convenio 169 reconoce que existen pueblos que “no pueden gozar de los derechos humanos fundamentales en el mismo grado que el resto de la población de los Estados en que viven y que sus leyes, valores, costumbres y perspectivas han sufrido a menudo una erosión” a la vez que pide a los Gobiernos recordar “la particular contribución de los pueblos indígenas y tribales a la diversidad cultural, a la armonía social y ecológica de la humanidad y a la cooperación y comprensión internacionales”.
.
A partir de esta reflexión, se establece una serie de normas que no sólo protegen a las poblaciones indígenas, sino que otorgan a cada Estado herramientas estratégicas adecuadas que, bien utilizadas, deberían conducir a estas comunidades a salir de sus estados de pobreza y alcanzar niveles de vida dignos (aunque diferentes, como debe ser), según sus propios recursos y capacidades.
.
Quien no se haya dado cuenta de esta riqueza de oportunidades legislativas para potenciar el desarrollo de las comunidades multiculturales del país, ha sido realmente un tonto…[EC6]
Un tema de vital importancia en el asunto que nos ocupa es el del territorio. Tanto en el Convenio 169 como en la Declaración Universal, se presta atención especial a la propiedad sobre tierras, destacando tres características fundamentales:
.
  • Se habla de territorio. El territorio no sólo se refiere a la extensión en hectáreas de zonas determinadas, sino a todo el contenido de éstas: el ecosistema.
  • Se ha de reconocer el lazo que estas poblaciones guardan con las áreas que habitan. Creamos o no la relación espiritual de los indígenas con el territorio (personalmente, soy escéptica), sí es importante tener en cuenta que el estilo de vida [EC7] de estas personas aún está muy ligada a su entorno natural. En las ciudades, los seres humanos hemos establecido un sistema de “dominio de los elementos”. Sin embargo, y ya que somos tan inteligentes, preparados, cultos, académicos, etcétera, tenemos la obligación de entender que NO TODO TIENE POR QUÉ SER IGUAL y que, de hecho, no lo es.
  • Se trata de poblaciones que descienden directamente de quienes habitaban estas zonas antes de la expansión colonial europea y, por dificultades de acceso y desidia de las mayoría de los gobiernos, luego del establecimiento de los Estados-Nación, han continuado su vida de acuerdo a parámetros particulares y, en muchos casos, sufriendo explotación, persecución, expropiación, desprecio y, en fin, mucho daño en general.
.
Para terminar (y esto es completamente personal, ya veré el modo de "enseriarlo" con una argumentación más objetiva):

Al hacer este análisis he partido de la certeza jurídica de que todo ser humano nace con los mismos derechos, deberes y posee la misma dignidad ante la ley[EC9] . Las personas que se autodefinen como indígenas son, sobre todo, ciudadanas y ciudadanos, por tanto, tienen la obligación de cumplir una serie de normas constitucionales, como cualquier otro peruano; y, a su vez, tienen derecho a una buena cobertura de necesidades básicas, acceso equitativo a oportunidades y capacidad para no mostrarse sumisos ante reglamentos que consideren injustos para sí mismos y para sus comunidades.

¿Por qué el Gobierno, inmerso en el sistema neoliberal, no reconoce en este caso el derecho individual a protestar[EC10] ? ¿Por qué llamar a estas acciones “ilegítimas”, cuando no vivimos en una dictadura, bajo un Estado todopoderoso? ¿Por qué el Señor Presidente, cuya responsabilidad es proteger a toda su población y tomar las decisiones más adecuadas, no negoció adecuadamente con estas comunidades hace más de un año, cuando empezaron los problemas, para evitar lo ocurrido el 5 de junio?

Vamos, que es un caso de “negligencia laboral” evidente, por decirlo de alguna manera. Pero, ¿en verdad el Gobierno ignoraba que esto se estaba cociendo en la selva? [EC11] Y, ¿en verdad creía que la población se quedaría de brazos cruzados frente a la versión oficial, y no se preocuparía por investigar?

He escuchado que “el Estado no puede mostrarse débil ante la presión de un grupo extremista”, y pienso: ¿Acaso estamos ante un nuevo grupo guerrillero, organizado y armado? No. Y me parece tendencioso y maquiavélico que Alan García y toda su cúpula pretenda hacernos caer en la paranoia de los años 80, cuando el terrorismo y la guerra. ¿Querrá ganarse el favor público promoviendo el miedo?

En todo caso, no puedo condenar las protestas armadas de los indígenas, porque tal vez yo sería capaz de defender con piedras y palos mi casa, si alguien pretendiera desalojarme apelando a leyes que entiendo por injustas y contradictorias, sin haber intentado explicarme antes los motivos de la expulsión.

Las muertes de los policías son lamentables, por supuesto, pero más lamentable es que nos dediquemos a juzgar estos asesinatos de manera particular, sin observar el aparato que sostiene esta cadena de injusticias. Los soldados rasos y los suboficiales siempre han sido carne de cañón, es lo que tiene la institución militar. Son los peones en primera fila, dispuestos a defender al rey, aún si tuvieran que enfrentarse a sus hermanos de raza y sangre. Ellos saben, al entrar a la organización, que correr el riesgo de morir.

Lo duro, lo maligno de todo esto está en las cabezas de quienes no han tenido reparo alguno en permitir que toda esta situación llegue a provocar un enfrentamiento entre compatriotas, para satisfacer dudosos intereses nacionales (es que el gas es de todos los peruanos, ¿verdad?).

El día que algún joven heredero Simon, García, Mariátegui, Diez o Brack se aliste en la escuela de suboficiales del Ejército Peruano, retiraré lo dicho.
________________

[EC1]Ojo, notese que tampoco podemos generalizar, hay terrenos que si bien han sido invadidos, los dueños o sus herederos nunca abandonaron el litigio, hay que ser finos en este aspecto, pues la figura del “posesionario” es un arma de doble filo en cuanto a los derechos que terminan siendo afectados. En este punto podrías incrustar el video q te pase hoy

[EC2]Convendria comentar el hecho de que esta visión neoliberal tiene sus raíces en la decadencia (real) de la agricultura luego de la Reforma Agraria, por lo que se insiste en que se debe deshacer lo hecho en ese entonces, sin mirar alternativas

[EC3]Correcto! Tocaria darle algún enlace con el articulo de RMP que va por ese lado.

[EC4]Es que de hecho, los artículos del Perro del Hortelano van con esa intención, (para el articulo final tocaria hacer los enlaces)

[EC5]El caso es que hay estos detalles: Se esta propiciando la conversión a autos a base de gas (en europa hay buses q los usan, ojo), además de promoverse como mecanismo de generación eléctrica, el tema domestico es el q menos publicidad tiene y si el industrial. Con todo eso, se ha generado en el imaginario colectivo la idea de la gran ayuda que significara el gas para el Peru, ir contra eso ya es imposible, pues en todo caso a lo mas que se puede aspirar es a que se respete la cuota de reserva para consumo nacional (lo cual ha sido alterado)

[EC6]Tonto no, pensó que seria fácil seguir adelante con el Perro del hortelano, y que todo el país apoyaría, parte de la autoconfianza viene dada por algo que comento Silvio respecto a como en Lima nos hemos vuelto muy pasivos, pero Lima no es todo el Peru y a veces nos olvidamos (off-topic: como Ollanta se olvida de que no puede ganar sin Lima)

[EC7]Ahí le has dado!! La ruptura de su entorno casi siempre empuja a una migración a las ciudades, donde su dignidad se vera aun mas agredida

[EC8]Hay toda una discusión sobre en que punto se “degenero” la raza indígena, curiosamente eso parte de la colonia en que a la vez que admiraban lo que habían hecho los incas, seguían defendiendo el porque los indígenas tenían categoría de menor

[EC9]Tocaria hacer referencia a las brillantes palabras de nuestro osado líder respecto a lo de ciudadanos de primera clase

[EC10]Siendo abogado del diablo: un argumento esgrimido es el hecho de que no se puede antentar contra cosas como las vías del gas, o el mismo bloqueo de carreteras, no si…. Respuesta hay para todo

[EC11]Buen punto, debemos ir por el lado de que no es tan simple como calificar esto como un problema de “comunicación”, el problema es cuando esa comunicación no esdialogo sino mas bien Notificacion.

4 comentarios:

Tcalle. dijo...

Hola Angelita, el igual que tú comparto el dolor e indignación por la absoluta falta de respeto a la vida, a raiz de los sucesos ocurridos en Bagua el 05JUN09, más aun considerando que 6 de los 34 fallecidos fueron mis amigos con quienes compartí por varios años, penas y alegrias. Al respecto he leido en diferentes medios internacionales como tergiversan los hechos y se parcializan en sus conclusiones, presentando al Perú como un Pais violador de los DDHH, pisotean la dignidad de sus intituciones, por eso me gustaría que tú contribuyas con un granito de arena en salvar esta situación y cuando informes a través de tus post o de cualquier otra medio, lo hagas de una manera objetiva, contrastando los hechos, despercudida de todo apasionamiento, solo así ayudaras a que no vuelvan a ocurrir ese tipo de desgracias. Desde donde me encuentro tengo la oportunidad de ver todos los angulos de estos problemas, te preguntaras y que aportas para ayudar? te puedo asegurar que hacemos todo lo que humanamente se puede hacer para que, por lo menos quienes tienen que tomar decisiones lo hagan oportunamente y considerando la situación lo hagan convenientemente, pq no lo hacen? buena pregunta, pero puedo especular diciendo que es pq no es rentable políticamente para ellos, situación que lleva a resultados como los ya conocidos. considero que:
- todos debemos ser concientes que nuestros derechos terminan donde empiezan los de los demas.- las protestas estan permitidas pero deben ser pacificas, (bloquear una via hace la vida a cuadritos a muchos que nada tienen que ver con el tema).
- Considerar las herramientas legales que nos asisten para hacer prevalecer nuestro derechos.
- Los paises e instituciones internacionales cooperantes, deben saber que su dinero en los ultimos años solo sirve para enriquecer a un grupo de sinverguenzas que lucran con la pobreza, miseria e ignorancia de muchos peruanos (deben ejercer una fiscalización muy exigente para velar que se cumplan los objetivos trazados por los "Proyectos" que financian, a menos que sea una forma de lavar su dinero, de ser así estariamos arando en el desierto).
- Las ONGD que "defienden los derechos de los indigenas", da la impresion que compiten con los políticos, para no resolver los problemas y siempre encuentran justificaciones para no arribar a buen puerto, resultado, peruanos pobres muertos y en desgracia, ONGD con mayores recursos económicos y muchos carroñeros con grandes reditos y oportunidades políticas.
- Las noticias que se difundan al mundo deben ser objetivas y reales.- se dice que miembros de la represión masacraron a cientos de nativos. Está comprobada la muerte de 10 civiles (de ellos cinco nativos) y 24 miembros de la PNP (no de las FFAA).
- Los miembros de la PNP, son formados para preservar la vida, no para matar (si los policias que murieron en bagua hubieran usado indiscriminado sus armas, con la potencia de fuego que manejan, solo diez habrian matado a miles de civiles, pero eso no ocurrio, en un acto de buena fe, considerando que los manifestantes no eran terroristas ni delincuentes, depusieron sus armas para que los nativos y azuzadores entiendan que no habia intension de dañarlos, lo que resulto fatal pq finalmente en esas condiciones quedaron a su merced y fueron muertos de una forma que con seguridad ni te lo imaginas (material filmico y fotografico al que he tenido acceso y versión de unos cuantos amigos que lograron escapar me permiten aseverar lo dicho).
- Los nativos no portaban armas, solo lanzas, pues fijate esos "simbolos" como algunos los llaman en manos diestras y frente a un oponente desarmado resulta ser el arma mas eficaz para causar dolor y muerte, me gustaria que los que piensan lo contario vean las fotos de de como quedaron los cuerpos de los que murieron atravesados por estos "simbolos".
- ... etc., etc....

Un afectuosos saludo desde Chalaco.

Angela dijo...

Hola, amigo.

Entiendo también tu indignación y sí, concuerdo contigo en que lo mejor es mostrar los hechos de manera objetiva. Sin embargo, no encuentro negativo mostrar rechazo a la violencia legitimada por el Gobierno Peruano.

No suelo defender a la institución militar, sin embargo, les defiendo del rechazo que, a saber si por moda o incomprensión, sufren ese tipo de formaciones aquí en España. No me interesan las organizaciones, sino las personas. Entiendo que los policías y militares son los primeros en plantar cara ante un problema y defender el país de cualquier amenaza. Entiendo también los motivos que muchos jóvenes tienen para hacerse soldados. Mi pacifismo, al contrario del que dicen practicar muchas personas de mi entorno, no está reñido con la tolerancia, ni con el raciocinio. Me niego a ser masa, da igual de qué bando.

Lo que sí te puedo decir es que me avergüenza y enfurece el modo en que nuestras autoridades son capaces de tergiversar las cosas. Soy comunicadora, puedo decirte que me "educaron" para trabajar con información, ergo, ser capaz de manipularla. En este sentido, sí te puedo decir que mis sospechas y mi malicia tienen "fundamento profesional".

He visto fotografías de los policías atravesados por lanzas y flechas, arma blanca con todas las de la ley. Los jíbaros son guerreros. Los aguarunas lucharon en el conflicto del Cenepa. No vamos a negar que les reclutaron muy jovencitos (¿trece o catorce años, tal vez?) y los enviaron a combatir, en una frontera que desconocían. En aquella época pude ver fotos y escuchar fanfarronear a algún Coronel. Recuerdos de adolescencia. En todo caso, es mi palabra contra el mundo. Yo sé lo que vi y oí. Y utilizar niños como soldados es una atrocidad, venga de donde venga.

No he estado en Perú cuando sucedió lo de Bagua. Estuve cuando lo de Majaz, bastante cerca, además. ¿Recuerdas que me preguntaste en un post anterior por qué el Gato no dijo nada? Lo dijo, lo contó a varios medios y a mí, en una conversación bastante posterior. Lo desacreditaron y, de paso, amenazaron. No había pruebas, sólo su testimonio. Tuvo que comerse la rabia y seguir el rastro de sus compañeros de tortura, sin mayor trascendencia. Tenía miedo y eso es tan justificable como obedecer a un mando superior, sin discusión.

Por esa época, quienes reclamábamos por los derechos de las comunidades campesinas éramos considerados retrógradas. La gente de Majaz nos miraba mal, sus seguidores, a veces, nos hacían llegar advertencias. Tú, que te identificas con los chalacos, podrás decirme que no se trataba, al menos por parte de quienes estábamos más cerca, de una batalla interesada. Si había dinero de la Cooperación y las ONGD anti-mineras, nunca lo vi. Al contrario, por entonces yo trabajaba en una poderosa organización piurana que se mantuvo callada, en beneficio del “más grande” (sabes de quiénes hablo, ¿verdad?). Me sentía sola. ¡Hasta mi novio de entonces me echaba la bronca!

Angela dijo...

Habiendo vivido de cerca aquello, no puedo evitar sospechar de cualquier “versión Bagua” que me llegue al buzón de e-mail. Sin embargo, una cosa es cierta: nuestro país siempre ha estado dividido, las autoridades centrales nunca se han preocupado por conocer y reconocer de manera efectiva la variedad cultural que poseemos, mucho menos tomar medidas estratégicas de desarrollo y crecimiento económico sin aumentar los índices de desigualdad.

Creo que un joven soldado raso está en mejores condiciones de tomar decisiones acertadas que nuestro actual Presidente, ¿sabes por qué? Porque ha viajado, porque conoce las profundidades del país, gente. Y si le quitamos el “automatismo” propio de su entrenamiento, créeme, veremos muchas luces.

Me enfurece la injusticia, amigo mío. La impunidad. La comodidad con que nuestras autoridades discuten problemas que, día a día, matan personas.

En mi post advierto qué es mi opinión y qué es interpretación o está relatado tal cual. A mí me tiene bastante fastidiada el discurso de la Izquierda convencional y las ONGD pro Derechos Humanos y Derechos Indígenas, sobre todo porque están compuestas, en su mayoría, por gente que no se compromete realmente con el problema. Suelen ser manifestantes antisistema hasta que corren el riesgo de perder algo personal. Entonces, se les acaba la militancia y recuerdan que tienen un pasaporte europeo en vigor. No son todos, no son todas, lo sé, lo sé y siento en verdad dejar salir este tipo de opiniones, pero es lo que me tengo que comer diariamente y ya estoy cansada.

En todo caso, la Declaración Universal de los Derechos de los Pueblos Indígenas es un documento que sí existe. Alan García lo sabe, por tanto, es una estupidez que pretenda evitarlo. El Gobierno Peruano los ha ratificado, no puede ni debe hacer lo que se le dé la gana.

Podría intentar pasar de los tratados internacionales, como quiso hacer Fujimori en su día, pero…

¿Pero crees realmente que las personas más pobres de nuestro país han sido tratadas con la dignidad que merecen? ¿Crees que vivimos en un Estado que brinda igualdad de oportunidades y atención especial a la cobertura de necesidades básicas?

Yo creo que no y que un poco de presión no nos viene mal.

Ahora bien, no podría decirte que estoy de acuerdo con todo lo que propone y defiende la oposición (y aún no soy lo suficientemente asceta como para liberarme de pasiones y llegar a una teoría pura, etc.) Creo que soy una criatura sin credo…

En fin, tengo que darle más vueltas a esto. Espero poder conversar contigo pronto.

¡Un abrazo!

JozeLuiz dijo...

Concuerdo contigo Angela con que el asunto es estructural.

El ensanchamiento de la brecha entre ricos y pobres o la técnicamente llamada: "asimetría en la distribución de la riqueza", está en medio de una dinámica que tiene muchos puntos inciales y cuyo punto final es borroso y ambiguo.

El problema es político, por que son los políticos quienes tienen estas lecturas y demuestran con acciones sistemáticas su ceguera. Los políticos lo aprenden dentro de una clase política decadente y totalmente desvinculada de la gente de a pie, del ciudadano común. Es más nisiquiera reconocen quién es el ciudadano, solo miden poder + capacidad para obtener votos.

Y todo eso se acepta en silencio, todos gritan cuando estalla Bagua, cuando niños mueren en Puno por el friaje y la inacción, cuando vas más de 2 años desde el terremoto en Pisco y las cosas están como el día después del terremoto. Pero los procesos que generan esto no parecen ser notados por nadie, nadie se atreve, hay un gran miedo.

La derecha que jamás ha ganado una elección en el Perú SIEMPRE ha gobernado, no es casual.

Que seamos un país, racista, sexista, clasista es sólo otra cara de la misma moneda.

Por qué los votos pueden aún comprarse, por qué seguimos creyendo en mentiras de los políticos, por qué no hay un NOSOTROS que realmente nos incluya a todos.

Por qué en las Universidades peruanas hay una distancia emocional "bidireccional" entre los estudiantes y los trabajadores, que limpian baños, que cortan césped... Te imaginas lo que pasa con los ciudadnos comunes, te imaginas lo diferente que se siente (y que además lo hacen sentir) un niño San Isidrino de uno de San Juan de Lurigancho. Te imaginas la cantidad increíble de explicaciones que crecen en las cabezas de essos chicos que expliquen porque la distancia emocional, que expliquen "porque las cosas son como son".

Así crecemos en el Perú, con vigilantes en las esquinas de nuestras casas, no con compatriotas cuya ciudadanía es tan importante como la nuestra.

Y todo eso se hace política económica y social, siempre hay los que pueden esperar, los que pueden pagar el precio de las reformas, los que cuya educación puede esperar.

Porque aquí no todos somos iguales.

Entonces el enfrentamiento es inevitable, la polarización constante, los Baguas germinan y estallran uno auno sin que a nadie le importe.

La constitución reza: "Toda persona tiene derecho a: "

Pero la convivencia social nos muestra todas las enmiendas que deben hacerse.

Y esto no es sólo problema de este gobierno (lo cual en nada limpia el presente y pasado genocida de Alan García) llevamos ya décadas y quien sabe toda la historia Republicana en ello.

Y pagan las consecuencias siempre los más débiles de uno u otro lado.

Durante los años de violencia política se mataban pobres contra pobres, sólo si afectaba la economía y status quo nacional eso era importante. Sólo si estallaba un coche bomba en Tarata en el centro de Miraflores esto era importante.

Han habido mil Acomarcas, Cayaras, Cantutas, Ashaninkas, donde ciudadanos peruanos murieron cobardemente, quedó impune. Que desde Tarata empezó el Estado de Emergencia donde todo se valía para frenar esta ola de violencia , eso no se olvida. Eso ENSEÑA eso EDUCA.

Ese es nuestro verdadero país.

Es el país que debemos levantar.