viernes, junio 12, 2009

Advertencia: he sido ofensiva

No soy una persona “del Sur” humilde y sencilla, por tanto, no voy a agradecer con ingenuidad cualquier acción en beneficio de mi país, sólo porque me siento conmovida y admirada de estos lazos de solidaridad internacional. Soy, en todo caso, una mujer más bien maquiavélica y creo en la eficacia de las redes de comunicación, los mass media, el poder de la educación y la dignidad. Pertenezco a un pueblo compuesto, a su vez, por varios pueblos que tienen derecho a saber, aprender a defenderse, ejercer ciudadanía y escoger, con pleno conocimiento y sin imposición, si les conviene más vender café para Comercio Justo o dejar la tierra y estudiar una carrera técnica en la ciudad.

Ayer fui a una manifestación que un grupo de ecologistas vascos organizó en Bilbao, por las matanzas del Gobierno Peruano en Bagua. Pancartas enormes, “salvemos la selva”, una bandera cuadriculada del Tahuantinsuyo, arengas en euskera y una oportunidad más para decir cuánto daño, cuánta injusticia, cuánto dolor, trasnacionales malas, malísimas, gobierno cómplice, gobierno terrorista, gobierno derechista, Repsol asesino (¿qué pinta Repsol aquí, digo yo?). Cuatro gatos.

En fin, lo de siempre. Somos buenos, somos guays, ya tuvimos nuestro momento de solidaridad con esa pobre gente que merece no ser masacrada de manera impune por sus fuerzas armadas. Bien. Conciencia a salvo. A por cerveza.

Entiendo lo importante que es para algunas personas manifestarse y no pretendo menospreciar esfuerzo alguno. Es sólo que estoy harta de observar cómo aquello que mata y hace llorar a miles de seres humanos, se resuelve convenientemente exteriorizando buenas intenciones y una camiseta chula, con motivos indígenas y tal.

Quien es capaz de teorizar sobre la pobreza tal vez nunca ha sentido hambre. Quien es capaz de defender la guerrilla no ha visto niños muertos al borde de la carretera (tenía 12 años y un gallito en los brazos… el ave era un señuelo, por eso lo mataron), ni ha debido aprender que si estalla una bomba debe tirarse al suelo, cubrirse la cabeza y abrir mucho la boca o gritar, porque de ese modo no le reventarán los tímpanos.

He tenido la suerte de vivir cosas y, lo que es mejor, conozco y amo a personas que han vivido aún más. Por tanto, mi pobreza, mi hambre, mi frío, mi injusticia, mi orfandad, mi discriminación, mi desnutrición, mi todo aquello que duele y da calor al corazón, tiene nombre, ojos pardos, cabello recogido, por lo general sonríe…

También estoy harta de callarme todo esto desde que tomé la decisión de venir, de volver y de estar.

Mi visión no es “la visión del Sur”, ni mucho menos (no pretendo ser tan vasta y no tengo derecho a erigirme como “vocera” de personas que ahora mismo están más jodidas que yo). Las transnacionales de la energía deberían irse de Perú, no sólo por todo el daño social y ambiental que han venido causando desde que pusieron un pie en aquella tierra, sino porque mantienen a mi país aletargado, a la espera de sus sobras, canalizadas a través de sus planes de Responsabilidad Social Corporativa.

Ahora bien, muy aparte de la discusión moral y ética en torno a la RSC y sus derivados, me atreveré a plantear un punto bastante subversivo en un Perú acostumbrado a estirar la mano para recibir fondos de Cooperación Internacional e inversiones externas varias: las empresas privadas NO DEBERÍAN DAR DINERO al país, además de lo establecido en el contrato. Claridad en el negocio: pago justo, canon adecuado, descentralización de los beneficios.

¿Por qué la minera Yanacocha ha construido escuelas en Cajamarca, si esa es una responsabilidad del Estado y una demanda ciudadana? Algunas personas dirán que la empresa privada está cubriendo necesidades para las que el Gobierno no se da abasto. De acuerdo, pero ¿desde cuándo un Estado soberano deriva en compañías extranjeras la satisfacción de necesidades básicas de su población, en lugar de recepcionar y administrar convenientemente los fondos?

Entiendo que el dinero es necesario en un país con alto grado de pobreza extrema y una polarización vergonzosa, pero algo en mis peruanísimas entrañas me dice que en tanto aceptemos todos los beneficios como un “favor”, y no como una transacción en igualdad de condiciones, no seremos dignos de levantar la humillada cerviz, etcétera.

La explotación del petróleo y la extracción del gas natural no son malas en sí mismas (eso Chávez lo sabe muy bien). La minería suele dar trabajo a unos y empobrecer aún más a otros. La humanidad ha generado una serie de necesidades conforme el progreso, y a algunas zonas geográficas nos ha tocado el “privilegio” de ser abastecedoras de combustible y metal, porque quizás tenemos menos tiempo histórico de extracción aurífera y nuestra orografía es tan complicada que aún quedan yacimientos, aún hay tesoros por encontrar.

Y seguiremos fungiendo de colonizadores, diremos “esta riqueza debe ser extraída y compartida con todos los peruanos”, actuaremos como adolescentes frenéticos, probándolo todo, si lo cogí y lo mancillé fue sencillamente porque estaba allí y habría sido un desperdicio no aprovecharlo. Somos incapaces de esperar, de contemplar. La ambición. El hedonismo. El antropocentrismo. La ineptitud para gobernar. La ceguera política.

Alan no es un vendido, es un incapaz. Incapaz de vencer su propia soberbia y ver más allá de cuatro certezas gubernamentales y un fajo enorme de billetes para gastos puntuales y urgentes. No hay doctrinas puras, ha dicho libre mercado, a la vez que desdeña los derechos de unos pocos indígenas para “satisfacer el interés nacional”. Incoherencia. Repetitiva, amarga, desmoralizante incoherencia.

Hace tres días leí que un articulista de Gara comentaba: “En América Latina no todos son gobiernos progresistas o bolivarianos”, dando por sentado que el “mal” radica justamente en no pertenecer a estos colectivos.

Y yo digo: ¡Menos mal que en América Latina no todos son gobiernos progresistas o bolivarianos!...

Mi país está ya muy herido, ha muerto demasiada gente, no conviertan los cadáveres en tribunas políticas, por favor. No es una simple cuestión de Izquierdas y Derechas, sino de respeto y reconocimiento de Derechos Humanos, Dignidad, Justicia, Igualdad.

Asesinos los hubo y los hay en todos los bandos y seguirán encontrando justificaciones para matar. Yo misma podría ser capaz...

Quiero irme a casa.

9 comentarios:

Ernesto dijo...

Punto de partida Angie: La ignorancia es atrevida, y claro... las buenas intenciones no han ido de la mano de un entendimiento de que es lo que pasa ahi.

Y en el fondo, es la misma arrogancia de la que hablaba hoy, solo que en este caso llena de un buenismo mal enfocado que les hace creer que ya tienen para nosotros una solucion .... sin haber escuchado la realidad.

Desde cuando un gobierno delega...? desde que se da cuenta de que asi le sale mas barato y se evita lios, estudios y complicaciones...

Y sobre la extraccion, ya hace tiempo me cuestiono el porque no se hace esto en suelo europeo, tan avara fue la naturaleza en recursos con este continente? no me lo creo.... lo que si creo es que su alta densidad demografica hace impracticas las prospecciones mineras, y claro la Repsol (ya que la mencionan) no se pondria a hacer exploraciones en Las Castillas o Galicia, no .... claro que no.

El dinero es necesario, pero como bien dices lo que se requiere es el pago justo en la transaccion, no el "obolo voluntario" que nuestro osado lider consiguo en su momento. A ellos si que los trata como de "primera clase".

De nuevo.... la ignorancia es atrevida.

Y yo .... tambien quiero estar en casa.

Anónimo dijo...

En estos casos prefiero la indignaciòn y la protesta exagerada e interesada a la indiferencia insensible que termina por ser còmplice. La primera presiona, alerta, asusta y a veces da resultado. La segunda se convierte en un pacto, el pacto infame de hablar a media voz, como dirìa Gonzales Prada.

Sobra Alan,incapaz y matòn!.

Anónimo dijo...

En estos casos prefiero la indignaciòn y la protesta exagerada e interesada a la indiferencia insensible que termina por ser còmplice. La primera presiona, alerta, asusta y a veces da resultado. La segunda se convierte en un pacto, el pacto infame de hablar a media voz, como dirìa Gonzales Prada.

Sobra Alan,incapaz y matòn!.

Vìctor Hugo Estrada

Anónimo dijo...

Como muy bien dice Ernesto la ignorancia es atrevida. Parece que a su parecer Europa esta urbanizada en su totalidad, solo con coger un avión y volar se observa que casi toda la superficie es campo, evidentemente no se van a poner a hacer estudios de prospección en Sol o la Gran Vía como tampoco los hacen en Lima o Piura.

El petróleo existe en zonas muy antiguas de la corteza terrestre y con unas características edafológicas determinadas. Estas dos condiciones no se dan en Europa Occidental por lo que se hace dificil encontrar grandes reservas de recursos fósiles, si acaso algo de carbón cuya composición hace que su combustión sea muy contaminante y se ha dejado de utilizar de forma significativa.

No creo que nadie cree guerras (EEUU) por petróleo si las reservas estan distribuidas homogéneamente por el planeta ni que a Europa le guste depender de suministros del exterior pudiendo explotar su territorio.

Un saludo!

Angela dijo...

Hola, anónimo... ¿Eres el Maus?

Anónimo dijo...

Jajaja, nooop, no soy ningún tipo de animal o semejante, :p
Atleeeeti!!! Yo creo q ya no necesitas más pistas :) Un besazo guapa!!!!

Angela dijo...

Bueno, pues fue justamente el Maus quien afirmó en un post que "Margarita de Inglaterra" (la dama de hierro, claro está) fue la primera exponente del problema del cambio climático, justamente por esas pocas ganas que tenía de depender de las materias primas de otros países. El neoliberalismo y la soberanía, claro...

En todo caso, las reservas no están distribuidas homogéneamente, aún quedan guerras pendientes y... y... y nada, a ver si eso de la energía alternativa se masifica como dios manda.

Besos!

Ernesto dijo...

Bueno, no me referia a que toda Europa este urbanizada, sino a una mayor densidad geografica... osea espacios continuos sin poblacion no hay, y ese "campo" que menciona el anonimo generalmente no es silvestre sino cultivado (muchas veces no lo seria de no ser por las subvenciones). Cantidad de naciones apretadas entre si, el continente de los micro estados.

Osea, aun un pequeño caserio indica presencia del hombre, siendo que a ese pequeño caserio le haran alguito mas de caso en lo que se refiere a las decisiones sobre su entorno que a un nativo de Bagua.

Ahora bien, me he puesto a pensar de que tal vez el denostado proceso de "despoblacion" pueda ser una oportunidad para la busqueda de recursos minerales en extensiones que no habian podido ser sujeto de prospecciones mineras, justamente por la presencia humana ahi.

Ya qusisiera ver como se plantearian que la Repsol (empresa Española) tenga plantas en .... España!!!

Anónimo dijo...

Jajaja, y sigue...que no depende de que haya gente o no, o de si es España, otro país europeo o americano, o si es Bagua o La Pedriza, sino de que haya o no petróleo. Con lo que ganan las compañías por sacar petróleo no te preocupes que al que tiene la granjita ya le solucionarían la vida.

Y dale con Repsol, pues no pasaría nada pq en España la reputación que tiene esta compañía es impecable o sino pregunta por la calle a cualquiera y te dirán que es la más cara, la que mejor producto y servicio ofrece y la que mejor se comporta medioambiental y socialmente, lo q no quiere decir que sea verdad, pero es así.

Repsol se aprovecha de la deficiencia y la ineptitud de gobiernos corruptos como cualquier multinacional petrolera, con lo que no estoy de acuerdo (por si dudas). A mi me encantaría ver Perú explotada por peruanos y no por ingleses, norteamericanos, chilenos y españoles, pero el problema central es vuestro Gobierno que es la causa de todo y no las compañías extranjeras. Una vez acabe la corrupción en el Gobierno estas empresas desaparecerán o, al menos, empezará la competencia y se evitarán los monopolios. Gastais demasiados recursos en criticar a estas empresas extranjeras cuando los problemas se solucionan luchando contra la causa de que haya estas empresas.

Un besazo Anegelita y saludos Ernesto y Victor

Adrián