miércoles, agosto 23, 2006

Algún sábado de estos...

Amorcito mío de ideas locas, moralista perversión y humanitaria trascendencia, ¿por qué algunas noches no puedo evitar tocarte, aunque no estés cerca? Hay música que me trae tu olor al corazón. Van a ser días largos, más lejos aún.