jueves, septiembre 30, 2010

Reencuentro

Entre otros sucesos hermosos e intensos, esta corta visita a Perú me ha permitido reencontrar a un antiguo amigo. Amigo, pese a no habernos comunicado en años, pues me permitió, a los veinte, compartir una ilusión platónica maravillosa, sin daños personales, ni a terceros.

Es bonito haber coincidido, ya en el presente, entre malas noches laborales y sueños de justicia social.

No hay comentarios.: