sábado, mayo 20, 2006

No more tears... (pero la de Ozzy Osbourne)

¿Qué diablos pasó? No lo sé, tal vez ya me cansé de ser la cojuda que siempre termina llorando y mordiendo el polvo. No quiero hacerme más preguntas tristes, cuando puedo preguntármelas con sarcasmo, a “caiga quien caiga”, carajo, porque sí, porque así es el mundo y ya se me están pudriendo los ojos de tanta lágrima sin sentido y tanto dolor muscular (porque el corazón, a fin de cuentas, es un músculo más).

Seguramente seguiré llorando, sí señor, porque no voy a dejar de ser cojuda de un día para otro, porque no voy a dejar de amar al jijuna aquél con un tronar de dedos, aunque las ganas me sobran. Porque voy a seguir sintiéndome estúpidamente sola e injustamente descartada. Pero ya pasará, ya me dejará de doler, ya se me secarán estos lacrimales traicioneros que tengo, ya se ordenará (mejor) todo en mi cabeza y luego, podré dedicarme a cosas más importantes (empezando por mí, que una buena dosis de egoísmo no me vendría nada mal).

Saludos y Fuerza. Por favor, recen por mí, pues tiendo a repetir el plato.

3 comentarios:

Marea dijo...

tiempo al tiempo, pronto todo será un recuerdo.

CÉSAR CASTILLO GARCÍA dijo...

mujeres...

Mamá de 2 dijo...

Sí pues, mujeres, esas que prefieren involucrarse con el mochilero israelí, en vez de interesarse en el inteligente poeta ;)

Sorry, no te me vayas a picar, jejejejejeje...

Por cierto, sabes algo de Aharon?

Besitos!